• 610694610
  • 640329122
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

HABILIDADES SOCIALES

Entendemos por Habilidades Sociales «todas aquellas conductas necesarias para estar acertado en presencia de otros o para afectar la conducta de los demás» (Olley y Stevenson, 1989). Desde el nacimiento, vamos creando y dando forma a todo ese conjunto de herramientas que nos van a permitir desenvolvernos de forma óptima con los demás, relacionarnos de manera eficaz y estrechar lazos con las personas cercanas.

Mucho antes de empezar a hablar, en las primeras interacciones, los bebés comienzan esta andadura, gracias al contagio emocional que les permite empatizar con sus personas de referencia, a imitar modelos cercanos, a disfrutar con los juegos circulares para aprender las contingencias de una relación, iniciando la toma de turnos que les ayuda a anticipar y tener en cuenta las acciones del otro, que enseña a demorar el deseo, uno de los pilares de la construcción emocional conjunta y base de la relación, tomando conciencia de los otros.

Todos estos aprendizajes van a permitir avanzar en nuestro desarrollo social, y a medida que crecemos y compartimos actividades en diferentes entornos, con otras personas, tendremos la oportunidad de adquirir habilidades más complejas que nos ayudarán a construir y negociar intereses mutuos; para permitir que todo este desarrollo vital emerja, y aquí el adulto debe ser relevante, no solo ejerciendo de guía, con un papel activo, mediando, facilitando esos hitos evolutivos y animando para la consecución de una buena empatía, sino que debe de servir de modelo positivo de interacción social con sus propias actuaciones.  

Entre las habilidades sociales más relevantes a desarrollar en grupo, se encuentran algunas herramientas de interacción social para conseguir relaciones positivas: 

-Tolerar la frustración y autorregularse: para ser capaces de controlarnos en situaciones conflictivas o que supongan un contratiempo en el día a día, como la demora de los deseos, la sensación de hambre o sueño, cuando las cosas no salen como se espera o cuando queremos conseguir algo de otra persona.

-Saber ceder y opinar sobre los deseos propios: es importante tener claras nuestras preferencias y poder expresarlas, pero necesitamos aprender que existen circunstancias en las que debemos ser flexibles, dejarnos guiar y aceptar los límites y normas del grupo, defendiendo nuestras propias opiniones a la vez que tenemos en cuenta los intereses de los demás, lo que piensan y desean, sabiendo escuchar y respetando lo que dicen.

-Pedir-ofrecer ayuda: dar y demandar ayuda, siempre que sea necesario, está en la base del entendimiento mutuo y es muy importante para el desarrollo de la empatía.

-Tomar decisiones propias y colaborar con otros: saber elegir entre diferentes opciones y tomar la iniciativa para pasar a la acción son fundamentales en el día a día, aunque igual de importante es aceptar las decisiones de los demás y anteponerlas a las nuestras cuando sea oportuno, aunando esfuerzos hacia un objetivo común. 

A continuación os dejamos documentos y recursos para trabajar:

JAHS: Jugando Aprendemos Habilidades Sociales

Técnicas de regulación emocional y negociación

Resolución de problemas

Cómo crear un Club de Juegos

Club de Juegos (presentación)

Sugerencias de actividades para el Club de Juegos

 


© 2021 Asociación Alanda. Todos los derechos reservados.